Vidrio de seguridadVidrio de Seguridad,

porque la seguridad nunca está demás.

En Metalistería Ballesteros le damos mucha importancia a la seguridad, ya que un hogar también ha de ser nuestra fortaleza. Por tanto, hacemos mucho hincapié en la instalación de vidrios de seguridad, reforzados y blindados, sobre todo si se trata de construcciones que requieren seguridad elevada: vallas, puertas interiores, separadores de ambientes, puertas de exterior, balaustradas, barandillas, cubiertas acristaladas, escaparates u otras aplicaciones comerciales, etc.

La presencia de vidrio hace de nuestro hogar, lugar de trabajo o negocio un lugar cómodo y luminoso, pero también seguro ya que el vidrio de seguridad protege a las personas de lesiones en caso de accidentes y a los bienes y propiedades contra robo, vandalismo y roturas. Un vidrio de seguridad es aquel que en caso de rotura no presenta potencial para causar heridas de consideración a las personas, un concepto adicional y complementario al de la seguridad es el concepto de protección que, en general, está ligado con las propiedades de aquellos vidrios difíciles de ser traspasados por el impacto de personas u objetos. Los dos tipos de vidrios de seguridad más empleados en la construcción y arquitectura interior son el vidrio templado y el vidrio laminado:

  • Al vidrio de seguridad templado se le ha dado un tratamiento térmico especial (proceso denominado “templado”) para aumentar su resistencia mecánica y al calor. Además, el vidrio templado puede laminarse para obtener un vidrio de seguridad máxima.
  • El vidrio de seguridad laminado se compone de dos o más hojas de vidrio monolítico unidas entre ellas gracias a una o más láminas de un polímero plástico (Butiral de polivinilo); al romperse, los pedazos permanecen adheridos a la mencionada lámina, sin desprenderse y evitando así el riesgo de producir lesiones.
SGG Stadip

stadipEn Metalistería Ballesteros, a la hora de instalar un vidrio de seguridad optamos por vidrio de segurdiad SGG STADIP: es una composición de dos o más vidrios, planos o curvos, entre los que se intercalan una o varias láminas de butiral de polivinilo (PVB), material de gran adherencia al vidrio y elevada resistencia y elasticidad. Esta perfecta adherencia vidrio-butiral se obtiene mediante un tratamiento térmico y de presión, formándose un bloque compacto y apto para soportar violentos impactos sin ser perforado, manteniéndose intacta la transparencia del vidrio.

En caso de rotura, el PVB retiene los fragmentos de vidrio impidiendo su desprendimiento, evitando el corte y la caída en el caso de personas, y dificultando el paso en el caso de bienes. Variando el número y características, tanto de los vidrios como del butiral, se obtienen distintas composiciones de la gama de vidrios laminados de la familia SGG STADIP, con prestaciones diferentes para responder a las necesidades específicas del mercado. En cuanto a las normas de fabricación en edificación, los vidrios SGG STADIP y SGG STADIP PROTECT son vidrios laminados de seguridad conforme a la norma EN 12543 (“Vidrio para la edificación-vidrio laminado y vidrio laminado de seguridad).

Los acristalamientos de la familia de vidrios laminados SGG STADIP están concebidos para aportar diferentes niveles de protección contra el vandalismo, el robo, e incluso los disparos con armas de fuego, al mismo tiempo que cubren otras necesidades, como el confort térmico y acústico, el control solar o la estética.

Más Vidrio

Instaladas

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail